Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2014

Cosas que se leen, seguidas de silencio...

Imagen
Acabo de leer el blog y esos primeros recuerdos de ti aparecieron de inmediato.. ese sábado por la noche que me diste a entender que querías escapar de tu casa y accedí a encontrarnos, esa huida en tu camioneta (...) después esos primeros besos, ese sentimiento tan raro que luego se convirtió en un gran cariño hacia ti, porque te quiero y te quiero mucho, nunca te dije lo contrario. También recuerdo esas charlas, esos silencios, las risas y tu frase que me hizo reír mucho la primera vez: soy un héroe!...tu originalidad, tu sinceridad... Y es por ese sentimiento que empecé a sentir, que traté de alejarme de ti, tal vez como una manera de autoprotección, egoísta tal vez pero...quien quiere sufrir? te pido perdón si me he portado mal contigo, te prometo que no es por querer hacerte daño, es lo que menos quiero pero hay veces que siento que nos hacemos mas daños viéndonos, avivando ese sentimiento.... pero luego me arrepiento y te busco aunque sea vía escrita, la cosas es que batallo par…

Antes de casa

Imagen
Hay días para perder la razón, y otros en los que pierdes cosas realmente importantes. Te quedas sobre la banqueta, como hace años, sin creer o sin querer pensar lo que pudo haber pasado. Así que el frío, el azul y la enormidad del cielo hacen lo suyo, te distraen un poco. La noche caerá inevitablemente, la verdad saldrá irónicamente a la luz y tu te niegas a dar un paso más, a aceptar que algunas cosas se van, pero otras simplemente están ahí, viéndote desde la puerta, esperando darte la bienvenida.

Corazón

Imagen
En esta relación tenía todo para ser feliz, incluso aquella daga clavada en el centro del corazón. Y tú esos hermosos ojos que fingían no verla; pero siempre -por debajo de los te quiero, las sábanas y el chocolate de los domingos- tratabas de sacarla y sanar lo más pronto posible la herida. A mi no me importaba mucho, casi llegaba a creer que la herida sanaría, sin quitar la daga, que mi carne rosa y a veces grisácea la abrazaría como lo hizo en otras ocasiones; con palabras y actos aun más hirientes.  Cuando hacíamos el amor evitabas el tema y yo abrir los ojos, así intentábamos no hacer evidente lo palpable... Pero inevitablemente te acostumbraste a esa escena, y se te hizo fácil -al irte- poner otra daga al lado de la ya existente. 
Ahora, debo admitir que la tuya llega un poco mas profundo...

Alegría

Imagen
Algo tenemos que hacer con esta alegría. Pintar un paraíso con promesas ciertas, que lo decoren besos  prolongados, abrazos igual de interminables.
Algo que no raye en lo efímero, que vaya más allá de este hoy, de mi pausado pero constante latido cardiaco. Eso que nos llame a retornar el canto, la algarabía por vivir.
Insisto, algo tendremos que hacer con esta alegría antes de que algo llamado tiempo ose robarla.

Azar o desatino

Imagen
Es confuso pensar en tantas cosas a la vez, mantener a tope la cabeza de ideas.

Tengo algunas buenas razones para hablar y otras máximas para guardar silencio. Es feo sentir que a cada paso de vista  quieres echar atrás y no salir nunca más. En algún punto del sendero me resulta obsceno que valga, aun poco, lo que pienso sobre tal o cual situación. Al final todos hacemos lo que se nos pega la gana, así de sencillo. No quiero tomar partido, ni anclarme a situaciones que por puro azar o desatino me hacen participe.

Fuego

Imagen
Pienso tanto en ti que apenas me da tiempo para sacar conclusiones. En ocasiones creo que me amas de tal manera desmedida que necesito darte todo el tiempo posible, la paciencia, la tolerancia y la distancia necesaria para que al fin te des cuenta de ello. Hay otros días en que pienso que no me recuerdas, que me he borrado de tus recuerdos, que al ver mi perfil triste y grisáceo apenas si te llega un segundo de lo que vivimos y eso me entristece. Aunque la primera creencia también llega a doler, no se compara en nada con el echo de intuir que el segundo pensamiento esta mas cerca de la verdad que las brasas a la llama... porque hablando de amor, todo se parece al fuego. La pasión, las noches de amor arden. Los engaños, las lágrimas y desilusiones inevitablemente terminan por quemarte.
Taun.