Entradas

Mostrando las entradas de 2014

Con suerte ( Feliz 2015)

Imagen
Justo hoy me di cuenta que perdí mi propósito, disculpen... parece una gran contrariedad cuando falta tan poco para despedir este año que me ha traído de todo, muchas penas y, no recuerdo grandes alegrías pero seguro que las hubo.  Este mes he sentido una energía extraña y agotadora, me pierdo fácil en actividades que antes no hubiera querido hacer, y me niego a seguir con aquellas que me atraían irremediablemente -locura temporal, supongo. No hay más que decir, ya que -este nuevo año- no tengo nada que me lleve a hacer o expresar cosas que no siento, adelgazar o ponerme "bien buena", cruzaré los dedos y me limitaré a encontrar algunas ideas razonables para vivirlo y disfrutarlo lo mejor posible, y bien... parece la mejor opción para alguien que ya no creía tenerlas.
¡¡¡Feliz Año Nuevo!!!

Princesas

Imagen
Los días que despiertas con actitud de princesa, extrañamente para ti, pasan desapercibidos; solo las personas que caminan en torno a tu figura dan cuenta de ello.  Quizá por la mañana todo va bien, el tiempo es justo, el clima esta rico con todo y su cambiante cielo, y tú sigues. Los problemas son livianos, flotan tras de ti pero no pesan nada, se van solucionando porque así tiene que ser.
Un poco de polvo, lápiz labial y las mejillas ya tienen el tono de ser lozana y agradable, así que viajas ligera. Una leve sonrisa enmarca tu hasta entonces escondida chispa, sin llegar a ser candente te va bien apresurar el paso y mover las caderas, esas que por ahí andan siempre.  Los días que vas con título mayestático todo sabe rico y no causa culpa, besas y besas con ganas, abrazas con fuerza y estrechas gustosa manos que guardan caricias. Los ojos de las demás personas se tornan sinceros, cuentan historias o al menos un poco de como va su día, se abren ante ti, te saludan sin hablar y la em…

Inocente 28/12

Imagen
Lo mostró de pronto, era tan noche, le toqué la puntita ¡Vaya timidez la mía! -pensé.  Estaba envuelto en ese material transparente y ruidoso que me choca, aun así su color encarnado brillante era encantador, que digo encantador la verdad quería comerlo todo de una vez. ¡Que pena, volví a pensar! 
Él solo me miraba, permanecía de pie justo frente a mí, y sentía que era enorme aunque en realidad los dos estamos mas que grandes para esto, lo probamos muchas veces antes. Pero, como saber cuando se te va a antojar, estabamos a media sala y aun así empezaba a derretirme lentamente; el caso es que  no podía separar mis ojos de esa cosita, no quería nombrarlo pero ya sabía que tenia un sabor delicioso, empalagoso y que se pondría pegajoso entre mis labios.
Sentí que no tenia nada que ofrecerle, de donde sacaría algo tan sorprendente, tan dulce, tan... navideño.





P.D: Para el malo del cuento Kofhy


Aquellas Navidades

Imagen
Veo los fantasmas que transitan mi casa abandonada. Las risas y algarabía surgen así de pronto como desaparecen. Desde la estancia hasta el comedor luces intermitentes decoran lo que algún día fue, y donde estuvimos los que éramos. La ley de la navidad dicta felicidad y amor al por mayor, e incluso aquellos que son incapaces de demostrarlo a lo largo del año, se ven obligados a forzar una sonrisa, mas bien tétrica en sus fríos rostros.
Me siento solo con un millón de recuerdos danzando alrededor, un gran baile de máscaras multicolores remueve el polvo de las habitaciones. Los miro apacible, entendiendo que todo viene y va, se acaba y vuelve cada año. Olor a ponche y buñuelos caramelizados escapan de los rincones para flotar en el aire acompañado de las envolturas de miles de regalos que me fueron entregados, gastados y renovados en mi memoria. Sonrío al tiempo que froto mis manos frente a mi boca fría y cuarteada por el tiempo, sale un vaho tibio que se pierde rápidamente. Me elevo y…

A media vida

Imagen
Entré en la habitación, con aquella prisa que me caracteriza y al verlo parado frente a la ventana, pasivo, con aquellos ojos cafés vidriosos a punto del llanto me di cuenta que algo no andaba bien. Miraba fijamente a través de la ventana, como si media vida se le fuera de repente. Me acerqué lentamente para no sorprenderlo y sacarlo así de pronto de aquel pensamiento profundo en el cual se sumergía en silencio. Me parecía  verlo nadar en miles de fotografías viejas que le recordaban alguna cosa, idea, persona, canción, beso o situación que creía olvidada y de pronto surgía para tomar su lugar en el enorme tablero llamado presente. Se le juntaban los porqués, los comos y las horas que tendría por delante no le alcanzaban para cubrir todo lo que dejó pendiente. Cuando por fin mi mano rozó su brazo, se desvaneció tan de prisa que no me dio tiempo de tratar de detener la caída. Lloraba desconsolado. Me parecía irreal la escena, como un hombre de su talla se rompía sin meter las manos, …

Más gato

Imagen
Era la mejor parte del día, despertar con su rostro escamoso a mi lado, sentir como su apenas naciente barba raspaba mi piel al pasar de una mejilla a otra, luego a la frente para dejar un beso, besito frío con sus grandes labios carnosos. Después de eso no volvía a verle, era como si de una u otra manera se las arreglara para desaparecer hasta altas horas de la noche.  Quizá de haber sido más gato hubiera preguntado el por que de aquella distancia tan marcada ¿seria el sol lo que le afectaba? La cosa era que al principio no importaba mucho, me daba igual su vida y su andar lento me decía que no iba muy lejos. Luego me pareció sospechoso que aquel chico, me moviera los sentimientos al tiempo que la curiosidad fluía.

Sangre (Alguien dijo)

Imagen
Uno piensa que le teme a la sangre, supone que es del todo incompatible con cualquier fechoría de corte sanguinario, y cualquier día de éstos se descubre a merced del vértigo sensual de la crueldad, donde la sangre es solo uno más de los fluidos cuya derrama hace gozar al cuerpo.
-Puedo explicarlo todo

Cosas que se leen, seguidas de silencio...

Imagen
Acabo de leer el blog y esos primeros recuerdos de ti aparecieron de inmediato.. ese sábado por la noche que me diste a entender que querías escapar de tu casa y accedí a encontrarnos, esa huida en tu camioneta (...) después esos primeros besos, ese sentimiento tan raro que luego se convirtió en un gran cariño hacia ti, porque te quiero y te quiero mucho, nunca te dije lo contrario. También recuerdo esas charlas, esos silencios, las risas y tu frase que me hizo reír mucho la primera vez: soy un héroe!...tu originalidad, tu sinceridad... Y es por ese sentimiento que empecé a sentir, que traté de alejarme de ti, tal vez como una manera de autoprotección, egoísta tal vez pero...quien quiere sufrir? te pido perdón si me he portado mal contigo, te prometo que no es por querer hacerte daño, es lo que menos quiero pero hay veces que siento que nos hacemos mas daños viéndonos, avivando ese sentimiento.... pero luego me arrepiento y te busco aunque sea vía escrita, la cosas es que batallo par…

Antes de casa

Imagen
Hay días para perder la razón, y otros en los que pierdes cosas realmente importantes. Te quedas sobre la banqueta, como hace años, sin creer o sin querer pensar lo que pudo haber pasado. Así que el frío, el azul y la enormidad del cielo hacen lo suyo, te distraen un poco. La noche caerá inevitablemente, la verdad saldrá irónicamente a la luz y tu te niegas a dar un paso más, a aceptar que algunas cosas se van, pero otras simplemente están ahí, viéndote desde la puerta, esperando darte la bienvenida.

Corazón

Imagen
En esta relación tenía todo para ser feliz, incluso aquella daga clavada en el centro del corazón. Y tú esos hermosos ojos que fingían no verla; pero siempre -por debajo de los te quiero, las sábanas y el chocolate de los domingos- tratabas de sacarla y sanar lo más pronto posible la herida. A mi no me importaba mucho, casi llegaba a creer que la herida sanaría, sin quitar la daga, que mi carne rosa y a veces grisácea la abrazaría como lo hizo en otras ocasiones; con palabras y actos aun más hirientes.  Cuando hacíamos el amor evitabas el tema y yo abrir los ojos, así intentábamos no hacer evidente lo palpable... Pero inevitablemente te acostumbraste a esa escena, y se te hizo fácil -al irte- poner otra daga al lado de la ya existente. 
Ahora, debo admitir que la tuya llega un poco mas profundo...

Alegría

Imagen
Algo tenemos que hacer con esta alegría. Pintar un paraíso con promesas ciertas, que lo decoren besos  prolongados, abrazos igual de interminables.
Algo que no raye en lo efímero, que vaya más allá de este hoy, de mi pausado pero constante latido cardiaco. Eso que nos llame a retornar el canto, la algarabía por vivir.
Insisto, algo tendremos que hacer con esta alegría antes de que algo llamado tiempo ose robarla.

Azar o desatino

Imagen
Es confuso pensar en tantas cosas a la vez, mantener a tope la cabeza de ideas.

Tengo algunas buenas razones para hablar y otras máximas para guardar silencio. Es feo sentir que a cada paso de vista  quieres echar atrás y no salir nunca más. En algún punto del sendero me resulta obsceno que valga, aun poco, lo que pienso sobre tal o cual situación. Al final todos hacemos lo que se nos pega la gana, así de sencillo. No quiero tomar partido, ni anclarme a situaciones que por puro azar o desatino me hacen participe.

Fuego

Imagen
Pienso tanto en ti que apenas me da tiempo para sacar conclusiones. En ocasiones creo que me amas de tal manera desmedida que necesito darte todo el tiempo posible, la paciencia, la tolerancia y la distancia necesaria para que al fin te des cuenta de ello. Hay otros días en que pienso que no me recuerdas, que me he borrado de tus recuerdos, que al ver mi perfil triste y grisáceo apenas si te llega un segundo de lo que vivimos y eso me entristece. Aunque la primera creencia también llega a doler, no se compara en nada con el echo de intuir que el segundo pensamiento esta mas cerca de la verdad que las brasas a la llama... porque hablando de amor, todo se parece al fuego. La pasión, las noches de amor arden. Los engaños, las lágrimas y desilusiones inevitablemente terminan por quemarte.
Taun.

Uno, bendito...

Imagen
Tal vez esto no te importe pero quería contarte que hoy fue uno de esos días difíciles. No he dejado de pensar en ti, en todos lados te veo aunque sé de sobra que ya no estas más... el único sentimiento real que puedo acariciar es el de extrañarte terriblemente, con todo lo que tengo, todo lo que me falta; incluidos cuerpo y mente. Quizá algún día, uno bendito, también perderé el interés; por ahora solo, solamente tengo la necesidad de creer que en el fondo del olvido, en lo profundo de este desierto, te hago falta..

Así se pone...

Imagen
Supe que estaba triste el día que las hojas naranjas decoraron la entrada, luego, puse mi ropa al revés y al darme cuenta, a medio camino, pensé: "que tiene, no creo que alguien me vea y si lo hicieran no me importa, que digan misa... pero lejos de mí" y seguí. Después al llegar a la biblioteca, aproveche que no había nadie para hacer lo prudente, era obvio que me importaba la opinión de una persona, de mi hija, que estaba tomando clases en las aulas de enfrente, que después del timbre de recreo llegaría corriendo a saludarme y brindarme algo de comer. Seguía triste pero ahora me preguntaba que pensaría ella de mi, y si se había dado cuenta de lo triste que su madre se sentía, o si se llegaba a preguntar que culpa tenía ella de ello, como le afectaría o si ya lo hacia...
Yo supe que estaba triste el día que deje de contar lo que se suponía me causaba tanto pesar; deje de lado las opiniones, los consuelos y esos enfadosos "échale ganas" que las personas suelen deci…

40 de fiebre

Imagen
Tumbada sobre la cama, con  40 de fiebre es similar adentrarse en un voluminoso y pesado libro. Puedes brincar de un capítulo a otro si así te apetece. Las personas dentro de el pueden venir de los lugares más inesperados, o pueden ser aquellas a las que en un millón de años no esperabas ver. Ellas vienen, caminan por la habitación, justo el día que tu salud se derrumba y tienes mucho que cuestionar. Pero todas se limitan a  callar, mirarte fijamente o esbozar una sonrisa; otras se pierden al cruzar la pared pintada de lila o simplemente se doblan hasta que desaparecen.   Y sigues tirada como una hoja que el otoño desdeño, como el rayo de luz que a nadie alcanzó y se pierde en la inmensa oscuridad. Tu con tus preguntas, tus miedos y sin sabores... toda tu, por todas partes y ese enorme libro frente a ti.
14/Octubre Con todo y la luna. Taun We

La llave a la felicidad

Imagen
Pensaba en decirle la verdad, de una vez por todas -mientras recorría inquieta la estancia-. Cuando por fin él cruzó la puerta y con toda la calma colgó y acomodo su chaqueta en el perchero, la valentía y empuje que sentía empezaban a desvanecerse dentro. Como un hielo en espera, sentía como de su cuerpo emanaba una gran cantidad de líquidos, y las lágrimas amenazaban con aumentar aquel caudal. Lo miró cruzar el pasillo, pausadamente, hasta alcanzar la habitación para caer de un golpe en la cama; que se estremeció y luego todo volvió a la aparente calma. Mientras ella lo observaba parada en la puerta. En lo profundo de aquel silencio un sollozo se ahogaba en el interior del cuerpo del que fuera, hasta hace poco tiempo su compañero de viaje, el que le seguiría y daría cuenta de su existencia.

Pasaba los días sola, en casa, pensando como podría hacerse escuchar. Si al gritarle a su dios no se había dignado en responder, ahora creía que todo estaba perdido, que había una capa de realida…

Hasta hoy...

Imagen
Me acostumbre a recibir un NO rotundo por respuesta, me aferré a las negativas olvidando que había más allá de la venia. Y para cuando me di cuenta todo lo que hacia era de manera anacrónica, nunca en su tiempo y lugar llegaron a tocar el camino mis pies.

Hasta hoy...


Sobre tu piel

Imagen
Para no perdernos precisamos retornar, para volvernos uno nos tenemos que romper. Si quisiera recordarte, te tendría que olvidar, para vivir un poco... morir sobre tu piel.

59 eslabones

Imagen
Cualquier texto que le guste, que le emocione, que le toque una fibra intima, es un texto válido.
Javier Moro

Aferrada a una línea, frágil, que en cualquier momento puede ser borrada. Contiene trece palabras que conforman una historia de años, de esperanza. 
Cincuenta y nueve letras -como eslabones-, que me hacen sentir viva y perdurable. Como si al despedirme fueran ellas las que marcasen el principio de mi legado. Increíblemente cuentan quien soy, una etapa hermosa de mi vida. 
Una cadena que nos ata, un círculo que no tiene fin. 
(Sobre pie de foto)

Juguemos a hacernos realidad

Imagen
Siempre fue mi juego favorito, ser reales y estar ahí sin máscaras ni hipocresías, solo tu y yo. Lo creamos por una buena razón, pues nos amábamos. Y en aquellos días cuando era muy poco lo que impactaba nuestros destinos parecía ideal soñarlo. Te necesitaba dentro de mi realidad, te deseaba a todas horas e inocentemente te la hubiera dado sin pensar.

Hoy que los juegos han acabado y un estallido estrepitoso surgió separándonos, te escribo desde aquí, donde siempre pertenecí. Trato de decir lo poco que puedo pensar y lo mucho que siento por tu recuerdo. Algo chocó contra mi razón y la ha despedazado casi por completo, aun así en los retazos que me quedan te armo como un rompecabezas antiguo, un poco roído pero siempre amado.

Irónicamente te vuelves mi fantasía preferida, a la que siempre vuelo y recuerdo como un cuento de hadas que alguna vez alguien, con un enorme corazón como el tuyo me contó.



Equipaje a cuestas

Imagen
Hay quienes prefieren olvidar que alguna vez tuvieron un lugar donde anclar sueños y realidad, todo en un paquete. Pero yo resuelvo en recordar, que alguna vez, quizá en un tiempo ya muy lejano tuve con quien compartirlos, y la sensación de aquellas experiencias -que desde lo profundo de mi memoria-  me mantienen en pie.  Deberíamos recitar cada mañana lo que tuvimos, lo que tenemos y aun más importante lo que aspiramos obtener. Hoy la vida me plantea un panorama muy diferente a lo que yo hubiera preferido; pero por favor, quien dijo que seria sencillo. Viajo con un enorme equipaje a cuestas, uno lleno de palabras contra el olvido, esas que me recuerdan quien soy.

Desde mi bunker I

Imagen
Sospecho que nos toca vivir  años con demasiados días perdidos, como este; he pasado muchos comiendo corazón, tejiendo lágrimas, contando cosas para hacer trabajar mi cabeza y no caer dormida en cualquier rincón oscuro de la habitación que he tomado como bunker.  Aun no comienza el otoño y me adelanto teniendo frío, uno terrible y agotador.

Contigo era proscrita de las historias de amor.

Imagen
"Y te sonrío, como si nunca hubiera llorado por ti" El tiempo que te necesito, esta aquí, disolviéndose en la palma de mi mano. Ya no pregunto el porque, no miro el reloj como esperando una respuesta, no esta mi alerta tras de ti.

Olvide que se siente tenerte cerca, el calor de tus labios y emprendí la huida de tu piel.  Hoy me independizo de ti.

No hay corazones rotos, ni recuerdos amorosos al amanecer. La vida me empuja a seguir, mientras cancelo tu nombre en todo aquello que te hacia estar presente.
Sigo invadiendo el mundo de aquellos que lo han superado, me tomo de mil manos que me quieren guiar para olvidar el par tuyo. Innumerables bocas pronuncian mi nombre, que ha dejado de ser un tabú, de colgarme una fea etiqueta que por absurda convicción había sentido toda mía.
Deje de ser  la innombrable para tener un nombre real, un verdadero placer me cobija al anochecer.. Sin ti no hay veranos tristes, ni otoños llorones. El cielo esta en calma, mis sueños me encantan. Deje de…

Al final del día...

Imagen
Al final del día nos damos cuenta de que lo soñado no se vuelve realidad, al menos no en las circunstancias y momento adecuado. Nos dedicamos a todas las tareas posibles, nos movemos de aquí para allá, nos  esforzamos hasta el agotamiento solo para conseguir el olvido y el pase directo fuera de la rutina. Pero al finalizar el día sin falta lo que recordamos son las perdidas, la distancia que nos separa de lo que realmente queremos obtener, el dolor que de una u otra manera causamos, las heridas que no podemos curar, el llanto sin consuelo que paso a nuestro lado, las cosas buenas que no pudimos salvar. Al terminar el día la realidad nos cobija, se sienta a nuestro lado como lo haría un ángel guardián, de existir.

 Al final del día todo pierde sentido y el mundo parece haber quedado al revés, pero seguimos esperando que un día,  sin saber como, todo vuelva a su lugar...

GA/ci

El café se ha enfriado

Imagen
Mete las manos en lo profundo de mi ser, lo abre en dos y saca, con las manos juntas, la tristeza de mi interior... la veo correr por entre sus dedos. Es una mezcla viscosa, de color opaco y a su alrededor deja una estela de frío. Un profundo y desolado ambiente recorre la habitación.

Las ganas de romper en llanto son insoportables, aun sin el motivo muy claro todo quiere salir de mi. El pasado se vuelve tangible, puedo tocar, sentir y saborear los recuerdos mientras el futuro perece pausadamente en mi mente angustiada e impaciente. Añoro el sitio al que siempre quiero regresar y no salir nunca más, ese rincón del mundo en el cual soy inmensamente feliz.

Volviendo a la realidad el sigue hablando de su "buena vida" frente a mi. El café se ha enfriado al igual  que mi voluntad para salir corriendo y dejarlo atrás. Creo que así como el tiene el poder de detonar mi tristeza también me hace volver la niña que libra la batalla entre el si y el no, entre quedarme anclada o salir huy…

Agosto, liviano como plumas.

Imagen
Agosto se nos va, pisa el acelerador y retrocede como lo marcan las reglas establecidas, se une a las filas de nuestro pasado inmediato. Tibios y casi palpables, los recuerdos vuelven, como si los estuviéramos viviendo una vez más. Se aleja un tiempo casi vacío de emociones, liviano como plumas, perdurable como un buen beso. Aun puedo sentir que floto dentro de una burbuja, alejada de todos, distante de lo importante y sola, rodeada de un mundo de piedra y lodo, que todo lo destruye o lo ensucia. Regalé otra parte de mi corazón, un almacén enorme en mi memoria se ha colmado de su presencia y el aprendizaje comienza a fluir al tiempo que archivo, con resignación, lo que fuimos. Tengo el trabajo del mundo sobre los hombros, el empeño en olvidar se hace presente, una tierna voz me impulsa y me siento lista para continuar. Dicen que "en días de lluvia, el sol es un intruso" y justo hoy no quiero que se pierda el temporal... aun espero que el cielo caiga, que la lava de mi inter…

Inalterable

Imagen
Ha encendido la luz de mi fría y aturdida habitación, tibiando el ambiente, haciéndo renacer en mi estas ganas que podrían bien ser comparadas con un "éxtasis" barato a deshoras... sin embargo el lo sabe, y yo lo presentía, ahora poniéndolo claro. No es pasajero inoportuno en el tren de mi historia. 
Este amor, esta cosa mas grande que todo el cariño del mundo me inunda nuevamente, lo siento latir al tiempo que activa el cause de mis venas. Y me reprocho para luego reír y caer en la cuenta que tanta cursilería, este romanticismo mal encausado lleva tatuado su nombre. 
El llega a mi casa, atrae la luz, enciende mi hoguera sentado placidamente en el sillón que guarda su olor en el más profundo e inalterable rincón que oculta mi corazón.

T.Q.

Imagen
Me atrapan los textos que en el algún punto repiten una palabra, unte quiero, te quiero,te quiero...por ejemplo o lo que sea; no porque hoy yo sufra de un amor incontenible debemos limitarnos a ese querer, sin embargo debes recordar, amor, que: Yo, yo,yo....te quiero.

Se quedan sin piel

Imagen
Me encantan esa clase de hombres, con las palabras sucias, los actos poco pulidos; la audacia al realizar sus actos y tomar lo que por derecho creen suyo. Es una manía adorar su tosco andar mientras avanzamos hasta alcanzar nuestro lienzo intacto, que todo lo capta. Sus manos calientes sobre mis senos, la lengua inquieta que recorre mi cuello. Parecen faltarnos miembros para disfrutarnos, ojos que cerrar y luego abrir, boca que besar al compás de esas largas caricias que se quedan sin piel.

Taun We

Perdidos en el tiempo

Imagen
"Sé lo que se siente" -Decía tu mensaje.

Y me quedó la idea de como dos personas pueden sentir tanta tristeza al mismo tiempo y no tener nada positivo que contarse entre tanta miseria.  Justo ahora el llanto de un violín me dicta frases lúgubres, que rozan mi lastimada existencia, y se van perdiendo en el tiempo.  Un anciano espera que baje su dios y lo rescate de la añeja capa de piel que cubre su cuerpo decadente. Balbucea con dificultad algunas palabras extrañas que aun queriendo no lograría descifrar y escribirlas para ti.  El violín calla al tiempo que los tambores son golpeados incesantemente y logran hacer vibrar mis extremidades...

El misticismo gira en torno al humo que despiden las llamas de una enorme fogata. La luna brilla como si sonriera ante aquel espectáculo. Un coro comienza suplicante, las miradas se distorsionan formando entes voraces que brincan alocadamente de un lugar a otro sin perder el ritmo. Los ancianos se dejan llevar sin importar los dolores qu…

Fortuito

Imagen
He tenido las lágrimas fáciles desde que me he enterado de las novedades, y en realidad fue fortuito lo que ha desencadenado todo este abismo en mi interior. Es cierto, la ignorancia nos protege de la mayoría de cosas que podrían llegar y herirnos. Siempre digo tu nombre, porque es lo único que debería de recordar, lo demás debería quedar clausurado en mis labios, atado a la planta de mis pies o revuelto con las millones de cosas que he visto y vivido. Lamentablemente las cosas no suelen ser fáciles, mucho menos cuando valen tanto la pena. Como olvidarte se siente imposible, quizá esperar que dejes de doler sea algo probable. Te nombraré y tu nombre será el ungüento, que poco a poco, sane mis heridas. Ya no estarás corriendo por mi piel, ni a través de mis venas... será  sólo un "tú", con todas tus omisiones, mentiras y sin sabores a cuestas.

Me dueles

Imagen
Esta es la primer noche que lloro el haberte conocido, esa amistad que tuvimos, el inmenso cariño que me inspirabas y lo unida que llegué a sentirme a tu vida. Hoy, mas que ninguna otra triste noche, comenzaré a dejarte donde perteneces. Ese lugar que es para ti, esa vida lejos de mi querer e incondicionalidad.
Sin dolor no hay letras, ni palabras que valgan la pena. No te oprime nada el pecho haciéndote recordar que ahí dentro late un corazón, un estomago y quizá un pedacito de tu niñez que siempre espera algo más. Por eso me atrevo a escribirte...
Hoy  me dueles, se quema una parte de mi...  y sé que aun incinerando tus recuerdos, todo lo que tuvimos y lo poco que esperaba obtener; tengo la certeza de que este trago tan amargo de soportar me marcará de por vida y quedará intacto en algún rincón de mi memoria.

Como hojas en tonos naranjas y destellos dorados (Tu y yo)

Imagen
De pronto cosas tan simples e insignificantes cobran relevancia; como cuando caminábamos por aquel viejo sendero y mientras avanzábamos las hojas secas a los costados parecían cobrar vida al moverse de un lado a otro. 
Como empujadas por un leve viento que jamás entendí de donde surgió, recuerdo que algunas hojarascas alcanzaban tal altura que no podía dejar de admirar su lento vuelo hasta tocar el suelo o chocar con otras hojas y continuar su danza. Tenían un color naranja con un leve destello dorado. 
Quería quedarme en ese momento por mucho tiempo, sentir su calidez al sujetar mi mano para  guiarme por el camino con esa mirada desenfadada que se toma la vida tan natural. A él nada parecía asombrarle; había vivido y recorrido la vida con esta magia que hoy me sorprendía a mi. Al fin entendía el por que de aquel empecinamiento de permanecer en las afueras de la ciudad, lejos de las  luces, el ruido y  ajetreo.
El tiene todo lo que puedo y quiero necesitar, y aunque no fuera así,  m…

Letras de un plato de sopa

Imagen
Las cosas que me gustan, siempre acabo por perderlas. 
Como el sol al atardecer, un poema en el plato de sopa que inesperadamente apareció. Tú que sin tenerte te llevo dentro, y por más que busco  no doy con tu principio; sino que al llegar te vas, perdiéndote nuevamente. 
Las cosas que me gustan siempre acaban por quedarse, aquí, tatuadas en mi piel.




Golpeando al viento

Imagen
Entonces llegar a ti es querer alcanzar las nubes voluminosas tras el mosaico que muestra mi ventana. 
Es querer naufragar en los charcos que la lluvia a dejado, sin miedo a ahogarse.
Llegar a ti es intentar caminar atrás, borrar las huellas, tragar el fuego que nuestro amor detonó.
             Es perder el tiempo, golpear al viento con tu recuerdo.

Eternidad

Imagen
Tú, sinónimo de eternidad,  rondando mi fugaz y precipitada realidad.

Juguemos a esperarlo todo (Alguien dijo)

Imagen
“Cumple mi fantasía, despeina mi cabello, rompe mis barreras, marca la piel de mi cuello. Contigo yo haré lo propio. Juguemos a esperarlo todo.”
Autor desconocido

Tierra y mar

Imagen
Podrías ser el amor de mi vida, si no fuera por mi imperfecta composición... esta confusión entre tierra y mar que mueve fácilmente el viento hacia lugares donde tu no puedes acceder.

A ti

Imagen
En un principio Dios creó el cielo, la tierra y los mares. Adán, Eva, personas y miles de personas hasta que un día con toda su ternura y poniendo en practica lo aprendido, te creó a ti....
Tú, que en el total de tu piel se escribió el sentido de la vida, los porqués del amor y colores en el arco iris. 
Tú... con tu espalda perfecta,  el parpadeo movido por ángeles, la voz de canto que parece surgir de lo más alto y retumbar dentro de nosotros como si fuera la primera vez que necesitamos escuchar y entender lo que las palabras transportan. 


Dejarnos estar

Imagen
Cerrar el círculo, valorar lo obtenido y hurgar en la gota de calma que se guarda como reserva en el interior. Pasear nuestros camellones, pasillos y recovecos. Mirar adentro de nuestro cuerpo como un ser extraño y lejano a los sentimientos. Dejarnos guiar por esa luz de esperanza, saborear y palpar los recuerdos de antiguos amores, sin necesitarlos, sin querer más; solo dejarnos estar.  Cerrar los círculos, las ventanas del ser, contener el aliento, conocer al que vive en el fondo del abismo, ese que siempre nos ve.

El loco -sin pies ni cabeza- que vive en mi.

Imagen
Todo ese silencio para mi -pensé- y me tumbé quedándome dormida en un segundo. Una lágrima corría por mis mejillas y recuerdo perfecto su rocé al bajar lentamente. Aunque no encuentro motivos aparentes o que pudieran valer la pena debo admitir que de un tiempo para acá lloro a la más mínima provocación. En el fondo, en lo oculto de mi hay algo que falta, la pieza que no encaja, el "te lo dije", pfff... ese "no me dejes, quédate". Lo que más puede doler... "y, si hubiera..."

No todo va "tan" mal, es verdad que una hebra sale de su lugar pero a quien no le pasa. Un pendiente inalterable, un esperar constante, un no se qué que me mantiene alerta y este hueco intocable que me regalo el destino.

Galimatías, la vida es eso... brincar de acá para allá a merced de no se que diablos. Marcharte y jurar que no regresas para "¡baaam... lo mismo de siempre!

Lo sé, lo sé, la mayor parte del tiempo no me entienden nada, es confuso.
Tratar de acomodar l…

Eso

Imagen
Quería decir en un a frase lo que significa para mi, y llenarle las manos de algo... no sé, nunca encontré "eso" realmente valioso para depositar entre sus dedos, y de las palabras que formarán la frase, ni mencionarlas.
 Todo era limitar, dejar incompleta la idea, cortar de tajo un sentimiento que siento incalculable. La riqueza que pueda poseer no alcanza para obtener un minuto de su tiempo. Como comprar tanta belleza, su sonrisa y esos ojos observándome...

Un poquito peor

Imagen
Es verdad que el mundo, la realidad y en general la vida se vuelve lo suficientemente horrible que ni siquiera osas asomarte a el espejo en tu habitación, prefieres seguir despeinada y agrandar la fealdad de tu entorno.
Te pudres lentamente, primero el corazón -una partecita- y el costado derecho, la espalda y...como no, tus parpados parecen caer más y más bajo cada día. Por fin descubres que has amanecido sin un pie -ese que esta tendido sobre la cama inmóvil-; y mientras intentas volverlo a su lugar caes en la cuenta de que después de todo perder un par o trío de dedos es incalculable. 
Pero como la vida ya es lo suficientemente horrible sigues sin llorar, no sea que de hacerlo las cosas se pongan un poquito peor.

Me cuentan... (borrador)

Imagen
Siempre creí ciegamente en las palabras; quizá no en las correctas pero si en la que sonaban más sinceras... un tropiezo me ha echo caer y rodar sobre las mías. Me condenaron a no creer más, no tan  a la ligera y cuando te cuentan que las personas son capaces de decir cualquier cosa con tal de obtener lo anhelado la vida pierde mucho de su encanto.

Olvido

Imagen
En tiempos de cambios te aferras al olvido, levas anclas y emprendes el viaje. Sin mirar atrás, sin arrepentimientos.

Otra de héroes

Imagen
Enséñame un héroe y te escribiré una tragedia. Francis Scott Fitzgerald (1896-1940) Escritor estadounidense.
Solemos tener días buenos, y luego llegan estos en que hasta un héroe sabe que colgar la capa esta bien, mientras no se la lleve el viento.
Es extraño como una palabra puede hacerte romper en llanto, recordarte que algo no anda bien y las fracturas del corazón duelen con más intensidad que antes. Estar un poco quebradiza te desploma con facilidad y te tardas un rato en volverte a construir. 
Todos bajamos alguna vez, sin embargo, subir es complicado cuando reconoces que un paso en falso te forzará a besar el piso nuevamente.

No dar para más

Imagen
Sentada en el fondo del abismo, con lágrimas fáciles y palabras complicadas. 




En ocasiones la realidad no da para más; aunque el mundo sigue intacto gira y gira, trae el día, la noche, los sueños y vuelve amanecer... caminas tu rutina, sin embargo en lo profundo de tu abismo la oscuridad lo puebla todo. Abrazada a tus muertos esperas nunca más subir, no volver y tener  la convicción de permanecer.   Todo se vuelve polvo, el silencio empalaga al tiempo que el frío en tu sangre arde como ninguna otra pasión logró hacerlo. Atraes los recuerdos, los desmenuzas para darte cuenta de la hipocresía de algunos, el solapo de otros. La gente te irrita y sigues sumergida en tu dolor; quisieras que todo desapareciera de una vez, que el calor los deshidrate uno a uno, que el agua inunde sus pulmones, que el cielo se quiebre sobre sus cabezas y no verlos nunca más.

Una muestra

Imagen
Por que esperar más de lo obtenido; quisiera estar feliz con esto, con lo que veo en mis manos, cuando cierro los ojos o simplemente unos minutos antes del despertar. Las cosa más difícil que he osado hacer es estar conforme... aun no me sale bien, aunque lo intento realmente, tanto y con tanto empeño que pondré fin a este texto como  muestra de ello.