Desconexión


Desconectada del mundo. 
Las circunstancias, deseos, frustraciones de otros me llegan. Mientras los entiendo, me alegran, me atrevo a opinar y ofrecer lo mejor para todos (siempre); queda un espacio sin definición en el cual flotan un millón de pensamientos dispersos dirigidos a mi esposo, hija y círculo familiar cercano. 

Me encuentro en un momento de cambios, conflictos menores y una pizca de desesperanza. 

No son ustedes, soy yo.... El hámster en mi cabeza no deja de girar, no distingo entre lo que está bien o está mal. Etapas, etapas donde no terminas de encontrarte y hacer las pases con tu reflejo.

Por ahora, no busco consuelo... 

No es una opción.

Taun
Bb.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jodidamente irreparable

Preguntas, preguntonas....