Ojos de ciervo



Me siento tan pequeña
como si hubieran​ comprimido
cada una de mis células.

El corazón inalterable, vibra enorme.

Me descubrí enamorada,
caigo de nuevo en sus garras.
Un día después de haber sanado
me deslizo lentamente.

Como migrante que retorna al agua fresca
palpitando y sucumbiendo ante su encanto.
Los ojos al ras del agua me acechan,
e inevitablemente me matarán.

Taun We

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jodidamente irreparable

Preguntas, preguntonas....