Ruptura


Bellas palabras, dichas a su justo tiempo son la mejor trampa del cazador. 
Te engancha e inmoviliza de donde difícilmente puedes liberarte; el alma. Se vuelven una red que invade tu mente pausada y cálidamente. 
Caí rendida, fui uno de sus premios; hoy cortará mi cabeza para decorar su añeja habitación de memorias.

Taun We

Comentarios

Isidro Gómez V dijo…
"...para decorar la añeja habitación de memorias." :)
Taun We dijo…
Hola, que gusto saber que andas por acá. Saludos enormes Isidro 😉!!!

Entradas más populares de este blog

Jodidamente irreparable

Preguntas, preguntonas....