Cartas que no saben volar



Están por todas partes, incluso algunas de ellas archivadas en mi mente. Las recito, pienso y recompongo muchas veces al día, sin lograr elegir la correcta me quedo con una colección interminable de palabras cargadas de diferentes sentimientos. La textura que adoptan al pasar por mis labios no acaba de gustarme, quiero dejarte un buen sabor de boca... quizá logre que respondas.



Entradas más populares de este blog

Jodidamente irreparable

Preguntas, preguntonas....