Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2015

Herencia ponzoñosa

Imagen
Me sentí vacío, también yo, y extrañamente pesado, como si el planeta girara demasiado deprisa, aumentando la gravedad, tirando de mí hacia el suelo. Exhausto de repente, me senté en la cama —su cama, quizá— y por motivos que no soy capaz de explicar, me tendí sobre aquellas sábanas mugrientas y clavé la mirada en el techo.
  «¿En qué pensabas, tumbado aquí por la noche? ¿También tú tenías pesadillas?»
  Empecé a llorar.
  «Cuando tus padres murieron, ¿lo supiste? ¿Pudiste sentir como se iban?»
  Lloré con más fuerza. No quería hacerlo, pero no podía parar.
No podía parar, así que pensé en todas las cosas malas, pensé con intensidad en todas esas cosas, más y más, hasta que me puse a llorar con tanta fuerza que tuve que dar boqueadas para poder respirar entre sollozos. Pensé en cómo mis bisabuelos habían muerto de inanición. Pensé en cómo habían arrojado sus cuerpos consumidos a incineradoras una gente a la que no conocían pero que les odiaba. Pensé en cómo los niños que vivían en la casa …

Cartas que no saben volar

Imagen
Están por todas partes, incluso algunas de ellas archivadas en mi mente. Las recito, pienso y recompongo muchas veces al día, sin lograr elegir la correcta me quedo con una colección interminable de palabras cargadas de diferentes sentimientos. La textura que adoptan al pasar por mis labios no acaba de gustarme, quiero dejarte un buen sabor de boca... quizá logre que respondas.


Acepto

Imagen
Deje de escribir poniendo una mordaza a ese yo interior que no dejaba de gritar que te extraña, le he ocultado los detalles de tu vida, y puesto bajo un estricto régimen limitando su cosa favorita, nombrarte.
He fracasado en el intento. No se puede callar lo evidente, y aunque siento que lo mejor ha sido alejarme, también comprendo que no lo he llevado de la mejor manera. No se tú, pero a mi me parece que has salido a flote, como siempre, me ganas con desfachatez, en olvidar lo más pronto posible. 
Comenzaré de nuevo, vamos de nuevo... aunque no recuerdo por donde comenzar, algo lograré esta vez. Tendré que recordar lo que ha pasado en este supuesto tiempo perdido, lo que los sueños me han dejado tras largos días de aparente calma... vaya es más fácil escribirlo que vivirlo, eso también lo había olvidado. Creo que algo estoy dejando fuera de todo esto, quizá una mentira que me conté y ahora me la creo completita, suele pasar, disculpa. Es cierto... ya no pasas a leerme, no se cuando …

Hay quien dice...

Imagen
“Hay quien dice que Dios antes de amasar el barro con que después fabricó al hombre y a la mujer, comenzó dibujándolos con una tiza en el cielo de la primera noche, de ahí nos viene la única certeza que tenemos, la de que fuimos, somos y seremos polvo y que en una noche tan oscura como aquella nos perderemos."
Todos los nombres / J. Saramago