Adicta a ti



Adicta al rocé de tu piel sobre la mía,
las vueltas que damos -al mundo- en una noche.
Las horas que estreno corazón y sentidos
al tiempo que me descubro intacta para ti.

A los sueños que se apoderan de mi realidad,
mis pies que no quieren, ni recuerdan como volver.
El latido constante de la felicidad, sin maldad.
 Adicta a respirarte  y escucharte...


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jodidamente irreparable

Preguntas, preguntonas....