Al final del día...


Al final del día nos damos cuenta de que lo soñado no se vuelve realidad, al menos no en las circunstancias y momento adecuado. Nos dedicamos a todas las tareas posibles, nos movemos de aquí para allá, nos  esforzamos hasta el agotamiento solo para conseguir el olvido y el pase directo fuera de la rutina. Pero al finalizar el día sin falta lo que recordamos son las perdidas, la distancia que nos separa de lo que realmente queremos obtener, el dolor que de una u otra manera causamos, las heridas que no podemos curar, el llanto sin consuelo que paso a nuestro lado, las cosas buenas que no pudimos salvar. Al terminar el día la realidad nos cobija, se sienta a nuestro lado como lo haría un ángel guardián, de existir.

 Al final del día todo pierde sentido y el mundo parece haber quedado al revés, pero seguimos esperando que un día,  sin saber como, todo vuelva a su lugar...


GA/ci

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jodidamente irreparable

Preguntas, preguntonas....