59 eslabones


Cualquier texto que le guste, que le emocione, que le toque una fibra intima, es un texto válido.
                                                             Javier Moro


Aferrada a una línea, frágil, que en cualquier momento puede ser borrada. Contiene trece palabras que conforman una historia de años, de esperanza. 

Cincuenta y nueve letras -como eslabones-, que me hacen sentir viva y perdurable. Como si al despedirme fueran ellas las que marcasen el principio de mi legado. Increíblemente cuentan quien soy, una etapa hermosa de mi vida. 

Una cadena que nos ata, un círculo que no tiene fin. 

(Sobre pie de foto)                          

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jodidamente irreparable

Preguntas, preguntonas....