Se quedan sin piel


Cecilia Iwal P.

Me encantan esa clase de hombres, con las palabras sucias, los actos poco pulidos; la audacia al realizar sus actos y tomar lo que por derecho creen suyo. Es una manía adorar su tosco andar mientras avanzamos hasta alcanzar nuestro lienzo intacto, que todo lo capta. Sus manos calientes sobre mis senos, la lengua inquieta que recorre mi cuello. Parecen faltarnos miembros para disfrutarnos, ojos que cerrar y luego abrir, boca que besar al compás de esas largas caricias que se quedan sin piel.


Taun We

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jodidamente irreparable

Preguntas, preguntonas....