Me dueles


Esta es la primer noche que lloro el haberte conocido, esa amistad que tuvimos, el inmenso cariño que me inspirabas y lo unida que llegué a sentirme a tu vida. Hoy, mas que ninguna otra triste noche, comenzaré a dejarte donde perteneces. Ese lugar que es para ti, esa vida lejos de mi querer e incondicionalidad.
Sin dolor no hay letras, ni palabras que valgan la pena. No te oprime nada el pecho haciéndote recordar que ahí dentro late un corazón, un estomago y quizá un pedacito de tu niñez que siempre espera algo más. Por eso me atrevo a escribirte...
Hoy  me dueles, se quema una parte de mi...  y sé que aun incinerando tus recuerdos, todo lo que tuvimos y lo poco que esperaba obtener; tengo la certeza de que este trago tan amargo de soportar me marcará de por vida y quedará intacto en algún rincón de mi memoria.

Comentarios

DragShot dijo…
No somos más que sombras y arena. Contenedores de almas que tienen una corta estadía en este mundo y que, sin embargo, recogen tantas cosas, sentimientos y experiencias durante su existencia que podrían ser portadores, a su vez, de todo un universo propio.

Que te vaya bien :) .

Entradas más populares de este blog

Jodidamente irreparable

Preguntas, preguntonas....