Entradas

Mostrando las entradas de julio, 2014

Me dueles

Imagen
Esta es la primer noche que lloro el haberte conocido, esa amistad que tuvimos, el inmenso cariño que me inspirabas y lo unida que llegué a sentirme a tu vida. Hoy, mas que ninguna otra triste noche, comenzaré a dejarte donde perteneces. Ese lugar que es para ti, esa vida lejos de mi querer e incondicionalidad.
Sin dolor no hay letras, ni palabras que valgan la pena. No te oprime nada el pecho haciéndote recordar que ahí dentro late un corazón, un estomago y quizá un pedacito de tu niñez que siempre espera algo más. Por eso me atrevo a escribirte...
Hoy  me dueles, se quema una parte de mi...  y sé que aun incinerando tus recuerdos, todo lo que tuvimos y lo poco que esperaba obtener; tengo la certeza de que este trago tan amargo de soportar me marcará de por vida y quedará intacto en algún rincón de mi memoria.

Como hojas en tonos naranjas y destellos dorados (Tu y yo)

Imagen
De pronto cosas tan simples e insignificantes cobran relevancia; como cuando caminábamos por aquel viejo sendero y mientras avanzábamos las hojas secas a los costados parecían cobrar vida al moverse de un lado a otro. 
Como empujadas por un leve viento que jamás entendí de donde surgió, recuerdo que algunas hojarascas alcanzaban tal altura que no podía dejar de admirar su lento vuelo hasta tocar el suelo o chocar con otras hojas y continuar su danza. Tenían un color naranja con un leve destello dorado. 
Quería quedarme en ese momento por mucho tiempo, sentir su calidez al sujetar mi mano para  guiarme por el camino con esa mirada desenfadada que se toma la vida tan natural. A él nada parecía asombrarle; había vivido y recorrido la vida con esta magia que hoy me sorprendía a mi. Al fin entendía el por que de aquel empecinamiento de permanecer en las afueras de la ciudad, lejos de las  luces, el ruido y  ajetreo.
El tiene todo lo que puedo y quiero necesitar, y aunque no fuera así,  m…

Letras de un plato de sopa

Imagen
Las cosas que me gustan, siempre acabo por perderlas. 
Como el sol al atardecer, un poema en el plato de sopa que inesperadamente apareció. Tú que sin tenerte te llevo dentro, y por más que busco  no doy con tu principio; sino que al llegar te vas, perdiéndote nuevamente. 
Las cosas que me gustan siempre acaban por quedarse, aquí, tatuadas en mi piel.




Golpeando al viento

Imagen
Entonces llegar a ti es querer alcanzar las nubes voluminosas tras el mosaico que muestra mi ventana. 
Es querer naufragar en los charcos que la lluvia a dejado, sin miedo a ahogarse.
Llegar a ti es intentar caminar atrás, borrar las huellas, tragar el fuego que nuestro amor detonó.
             Es perder el tiempo, golpear al viento con tu recuerdo.

Eternidad

Imagen
Tú, sinónimo de eternidad,  rondando mi fugaz y precipitada realidad.

Juguemos a esperarlo todo (Alguien dijo)

Imagen
“Cumple mi fantasía, despeina mi cabello, rompe mis barreras, marca la piel de mi cuello. Contigo yo haré lo propio. Juguemos a esperarlo todo.”
Autor desconocido

Tierra y mar

Imagen
Podrías ser el amor de mi vida, si no fuera por mi imperfecta composición... esta confusión entre tierra y mar que mueve fácilmente el viento hacia lugares donde tu no puedes acceder.

A ti

Imagen
En un principio Dios creó el cielo, la tierra y los mares. Adán, Eva, personas y miles de personas hasta que un día con toda su ternura y poniendo en practica lo aprendido, te creó a ti....
Tú, que en el total de tu piel se escribió el sentido de la vida, los porqués del amor y colores en el arco iris. 
Tú... con tu espalda perfecta,  el parpadeo movido por ángeles, la voz de canto que parece surgir de lo más alto y retumbar dentro de nosotros como si fuera la primera vez que necesitamos escuchar y entender lo que las palabras transportan.