Un poquito peor



Es verdad que el mundo, la realidad y en general la vida se vuelve lo suficientemente horrible que ni siquiera osas asomarte a el espejo en tu habitación, prefieres seguir despeinada y agrandar la fealdad de tu entorno.

Te pudres lentamente, primero el corazón -una partecita- y el costado derecho, la espalda y...como no, tus parpados parecen caer más y más bajo cada día. Por fin descubres que has amanecido sin un pie -ese que esta tendido sobre la cama inmóvil-; y mientras intentas volverlo a su lugar caes en la cuenta de que después de todo perder un par o trío de dedos es incalculable. 

Pero como la vida ya es lo suficientemente horrible sigues sin llorar, no sea que de hacerlo las cosas se pongan un poquito peor.

Comentarios

quimeras dijo…
Ahhh, dijera la ley de Murphy, cuando crees que nada peor puede suceder... algo pasa.
Besos Taun.
Taun We dijo…
Y que siga pasando, siempre es así... en lo bueno y en lo malo.

Gracias por leerme, otro beso para ti.

Entradas más populares de este blog

Jodidamente irreparable

Preguntas, preguntonas....