No dar para más

Sentada en el fondo del abismo, con lágrimas fáciles y palabras complicadas. 


 



En ocasiones la realidad no da para más; aunque el mundo sigue intacto gira y gira, trae el día, la noche, los sueños y vuelve amanecer... caminas tu rutina, sin embargo en lo profundo de tu abismo la oscuridad lo puebla todo. Abrazada a tus muertos esperas nunca más subir, no volver y tener  la convicción de permanecer.  
Todo se vuelve polvo, el silencio empalaga al tiempo que el frío en tu sangre arde como ninguna otra pasión logró hacerlo. Atraes los recuerdos, los desmenuzas para darte cuenta de la hipocresía de algunos, el solapo de otros. La gente te irrita y sigues sumergida en tu dolor; quisieras que todo desapareciera de una vez, que el calor los deshidrate uno a uno, que el agua inunde sus pulmones, que el cielo se quiebre sobre sus cabezas y no verlos nunca más.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jodidamente irreparable

Preguntas, preguntonas....