Ocho Largos Días




Fueron suficientes ochos largos días para cambiar mi perspectiva de lo que ahora me atrevo a llamar realidad y que siento me llegó de golpe, dándome en la cara... y es que cuando las cosas se ponen "feas" esperas que las personas que amas, adoras y aprecias tengan el mas mínimo gesto de empatía y de compromiso para contigo, algo que te haga dar cuenta de cuanto es lo que posees, apreciar lo que afuera de toda esta convulsión puede estar entre tus manos y casi creer tuyo. 

Grave error depositar en otros la fuerza que creemos perdida, el llanto que se te ha extinguido, la mano que esperas te aliente y levante. Hoy más que nunca creo que me encuentro sola, luchando contra la nada y siguiendo un nuevo sendero bajo la oscuridad. Sí, que dramática y hasta cierto punto patético; pero como dije no tengo por que sentir pena o algo similar, lo único que tengo esta sentado en esa esquina de allá, sobre una silla vieja, polvosa y me da la espalda en este momento... que mas da, nadie dijo que la soledad no pasara malos ratos.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jodidamente irreparable

Preguntas, preguntonas....