Atoradísima

Vuelvo a esta parte que se llama retazos de "ideotas", y si lo sé... me encuentro atoradísima en un sentimiento que debería de reconocer porque es cosa antigua. Como volver a el lugar donde fuiste feliz y ahora no queda nada, solo que en esta ocasión no fui dichosa, sino todo lo contrario. Me veo atascada, con el fango hasta el cuello; a tal grado de no reconocer lo que soy, lo que trato o lo que quiero ser, como si estuviera dentro de una caja  y obviamente sin la contraseña que mágicamente me libere. Ya no se que digo, aunque esto no es nada nuevo, supongo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jodidamente irreparable

Preguntas, preguntonas....