Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2013

Cuando me vuelva vacío, que un recuerdo me salve.

Imagen
Antes de lo planeado dejaremos de estar, de respirar... y si pretendemos perdurar aun después de ello, debemos transitar con paso firme este mundo.
Qué el vacío que dejes tenga algo de ti y que no se pierda en el espacio de una fría habitación. No hay nada mejor que, en nuestra muerte, habitemos un cálido lugar; una mente amiga, un pensamiento afectuoso que no se fracturará fácilmente.

No dejemos  besos en el camino, lágrimas vanas sobre la almohada o palabras censuradas por el miedo.

Prepararse para morir suena macabro -para algunos-. Morir de repente, sin tener tiempo de arreglar algún pendiente; en mi opinión, eso si que da miedo.

Y volar...

Imagen
Avanzar cortando tajo a tajo el silencio, ese que nadie escuchó. 
Sacar del fondo de mi ser las palabras jamás dichas y el llanto que no se derramó.
Vaciar los contenedores a tope, liberarse, abandonarlo todo dejándolo seguir su cause. 
Aprender que la vida es una feliz bienvenida seguida de un eterno adiós. 
Estar bien, fluir con la vida, dejarse llevar.... Disfrutar el trayecto. 
Romper la crisálida, salir a volar...

Letras del Taller

Imagen
Me remonto a una casa que pisé hace mucho, con ese aroma tan peculiar; no era una humedad cualquiera sino una de las que propagan las alimañas, la que guardan las telas de araña finamente colgadas en las esquinas... y aun así me encantaba, era como vivir dentro de un libro de espantos donde jamás pasaba nada simple, nada tan terrible como el día que partimos de ahí para no volver jamás.

Hermoso otoño

Imagen
No conozco persona más hermosa y especial que me inunde de paz, esperanza y todas esas bellas emociones. No presiento mentiras, no necesito fingir y tampoco escudarme tras una capa de normalidad, somos así: tan libres y moderados, tan capaces de todo, luchamos contra un mundo material y subversivo, arrogante, egoísta y manipulador.  Tenemos nuestro propio código y abrimos caminos donde la maleza lo cubre todo. Tardes frías, mañanas nubladas y medios días soleados nos cobijan; corremos agarrados de la mano mientras nuestros sueños y cabellos se mueven ondulantes ante las caricias del vientecillo de este hermoso otoño. 
La felicidad esta dentro de ti y tienes que aprender a detonarla, es como una chispa sobre hierba seca, una vez que la obtienes comienza a dar señales de vida, el humo es la señal, similar a una bella sonrisa de bienvenida y el fuego de la pasión arderá, te juro que lo hará si mantienes la fe, la firmeza y esa convicción de que todo es posible. 
Las cadenas imaginarias …