No sentir "nada" complica las cosas

 
 
¿Hemos agotado los temas? O no, creo que puede ser que esa cosa que siento a mi alrededor y no me altera tiene un nombre ¿Cómo deberíamos de llamarla?.

Recuerdo haber estado así, tan nada y a la vez tan completa y serena; pero fue hace mucho y mentiría si dijera que  lo disfruté realmente aunque no tengo ningún recuerdo extraño sobre aquellos momentos, tal vez días... no se.

Dicen -y no me crean-, que apartarse de personas complicadas trae consigo muchos beneficios, y me hizo ruido la idea. Me he considerado complicada, rara y etc. todos los días de mi vida. Incluso de pequeña aunque parezca exagerado mi vida ya se tornaba complicada; demasiada suciedad en el mundo solía pensar, aunque no con esas palabras o quizá sin palabras, un gesto era suficiente y después, lo inevitable... si, después de los pañales viene el amor que es comparado en medida de suciedad según el grado al que hayas llegado. Me fui al limite hace unos años, luego volví a un estado de calma que ya les conté y así me enamoré por segunda vez; que extraño contarlo; en fin. Lo que quiero decir es que tengo algún tiempito tratando de alejarme de algunas personas "complicadas". Personas que no culpo de ninguna manera al contrario las amo, las quiero, aprecio y aun más, pero que según mis cálculos al ser yo complicada las vuelvo un poco locas haciendo de sus vidas algo muy parecido a un carnaval y constantemente siento que todos usan mascaras ante mi y ya no les creo.
 
Pero agoté el tema, este y el del amor, desamor, y shalala... que les digo, no siento "nada" en este punto de la vida, y  con todo gusto me estacionaría a ver pasar los años que me faltan por vivir. No es posible, lo sé... pero mientras me pasa algo sobresaliente que amerite mi queja oportuna al blog, me despido.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jodidamente irreparable

Preguntas, preguntonas....