Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2013

¡¿Qué cosa!?

Imagen
Hoy es uno de esos días en que quiero tomar el teléfono y  decir "Te extraño", nada más.

Y  lo siento tanto...

Perdí la cuenta de los días que he pasado sola con mi hija y mi gato; somos una pequeña familia, y debo decir que es difícil, triste al principio pero a todo acabas por acostumbrarte, empero no soy de las que se toman rutinas fácilmente, las padezco pero al final sé que me adaptaré.

Cuando caes en la cuenta de que las horas nocturnas no transcurren igual para todos, y que su duración varia según el grado de acompañamiento, soledad o pensamientos que atormenten tu mente; todo se vuelve más llevadero. El tiempo no para su curso aunque a veces nos juega bromas pesadas y parece no avanzar, sé que es solo temporal -irónico-. Una noche al día, un día más, solo por hoy... así va la cosa.

En ocasiones se desvanece el amor.

Imagen
Él tiene el poder de caer sobre mí, junto o alrededor inundándolo todo. Es como una hermosa ave posándose con tal garbo y entendiendo la belleza que ven mi ojos en su aparente y normal apariencia,  cada movimiento cobra significado. 
Avanza sigiloso, primero observa el entorno y calcula cada paso. Me guiña el ojo, extiende su torneado brazo y me atrae irremediablemente, al tiempo que murmura un pequeño saludo.
Juega con sus manos, recorren poco a poco mis costados. Una de ellas me atrapa por la cintura mientras la otra roza una y otra vez mi mejilla fría. Su piel es tan cálida. En ese punto es poco lo que puedo pensar, se apodera de mi ideas y la única que no es censurada se centra en su encanto, ese que me lleva al placer. 
Me posee y lo disfruto, me revive al tiempo que lo veo mucho más fuerte que antes. La tarde se torna noche; y esta madrugada... los momentos son esplendidos, no quisiera que se fuera y sé perfectamente que cuando me besa en medio del amanecer sobre la banqueta fr…

No sentir "nada" complica las cosas

Imagen
¿Hemos agotado los temas? O no, creo que puede ser que esa cosa que siento a mi alrededor y no me altera tiene un nombre ¿Cómo deberíamos de llamarla?.

Recuerdo haber estado así, tan nada y a la vez tan completa y serena; pero fue hace mucho y mentiría si dijera que  lo disfruté realmente aunque no tengo ningún recuerdo extraño sobre aquellos momentos, tal vez días... no se.

Dicen -y no me crean-, que apartarse de personas complicadas trae consigo muchos beneficios, y me hizo ruido la idea. Me he considerado complicada, rara y etc. todos los días de mi vida. Incluso de pequeña aunque parezca exagerado mi vida ya se tornaba complicada; demasiada suciedad en el mundo solía pensar, aunque no con esas palabras o quizá sin palabras, un gesto era suficiente y después, lo inevitable... si, después de los pañales viene el amor que es comparado en medida de suciedad según el grado al que hayas llegado. Me fui al limite hace unos años, luego volví a un estado de calma que ya les conté y así me …

Ángel

Imagen
Estábamos frente a frente, nuestras miradas se cruzaban y recuerdo una sonrisa; no sé si la vi en sus labios o era mi sonrisa reflejada en sus lindos ojos cafés. Un ángel, en toda la extensión de la palabra, herido pero no por ello menos hermoso. 
Un abismo se abría entre nosotros conforme sanábamos nuestras heridas. Su lengua era mágica, su boca dulce como ninguna y tanta sal emanada por mis poros le daba sabor al encuentro. 
Irremediablemente la distancia comenzó hacerse presente. En algún punto solo rozábamos nuestras palmas de las manos como si de ello dependiera el futuro -nos aferrábamos aun-. Después fue su dedo índice el que me brindaba calor... y la sonrisa se perdía, hasta desaparecer por completo.

Ël no responde

Imagen
Inclino mi cabeza, frente a Él no puedo ser mas que esta mujer. Le pregunto por que si amas tanto a esa persona tienes que demostrárselo, llorar y sufrir; si tus ojos gritan "te necesito a mi lado, no te vayas..." -Acaso no es evidente a su vista.

Creo que debería ser diferente y regalarme sonrisas en lugar de robármelas, mantenerme viva y no en esta muerte lenta.

Pero Él se queda estático, frío y clavado a su cruz, aunque se que me escucha, no responde.