Tan mía, tan mío.

"Se clavó en mi la idea de vivir en este mundo única y exclusivamente porque alguien como tu estaba en él." 

Siempre te recuerdo, en estos días lluviosos vuelven a mi fragmentos de nuestras largas conversaciones y me doy cuenta que jamás terminamos una, era un ir y venir de ideas. Como reíamos ¿recuerdas?. Yo creo que sí, tu memoria nunca fue tan frágil como la mía, aunque tu tienes ese lugar especial en el baúl de mis recuerdos; la etiqueta dice "Tratar de mantener frescos". Y lo hago, con tanto empeño, con pasión, con emoción porque no he sido tan feliz como en aquellos días que pasamos juntos. Los saludos y tu mirada; claro la tela de tu ropa que siempre me gusto por cálida, se parecía tanto a ti y yo suponía que por dentro deberías de estar igual, era una tontería de mi parte. 
Hace tanto que no escribía pensando en ti, siempre te leo y me haces reír la mayor parte del tiempo -increíble, después de tantos años-, otras veces parece que adivino como te sientes y quisiera darte un fuerte abrazo, decir que todo va bien, que es una etapa más y todo lo que se dice cuando se quiere a alguien, cuando esperas que sea feliz y sonría. Yo lo hago por ti todo el tiempo, dejaste una llama prendida en lo mas profundo y juro que a pesar del llanto del final no se extinguió...

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jodidamente irreparable

Preguntas, preguntonas....