Reflector


-¿Pasa que buscas una foto tuya, y tienes mil, obvio -bueno... tú unas diez-, el caso es que no pareces ser tú?



Ayer pase algunas horas mirando fotografías, en casi todas aparece la mujer  identica a mi y al final pasa que no me veo, no estoy tras esos ojos cafés, solo me dan la impresión de que dentro alguien grita desesperado.

Algunas personas están tan seguras de lo que son que cuando se presenta la oportunidad de plasmarlo posan con aquella seguridad que llevan dentro, la fuerza que los sostiene aun bajo un día nublado o entre vientos que a muchos otros derriban; les gusta lo que ven, se sienten orgullosos de ello. Lo que han logrado y a donde quieren llegar les da un panorama amplio del futuro  y la posibilidad de disfrutar cada momento, porque cada paso es un reto que los lleva a la cima.

Por otro lado están los que apenas se reconocen en el espejo, distorsionan su imagen y en ocasiones sienten que realmente le quieren... pero no, no pueden amar lo que no conocen y ante sus ojos  -cansados de buscar, de buscarse y no encontrarse- no son otra cosa que un viejo cascaron roto y deteriorado, cuentan los días como aquel que ha caído preso. Pasan largas horas tras un cristal imaginario que jamás les dejará pasar a menos que sea destruido desde el otro lado. No tienen a nadie, traidores mediocres les siguen los pasos al tiempo que las personas buenas tampoco notan su presencia. 

Es una maldición, una extraña enfermedad... el estar y no ser, el buscarse y perderse aun más, esa idea de existir y mantenerte retenido en una caja dura que espera ser abierta algún día; en su imaginación se congelan las ideas, el corazón late autómata -nada lo impulsa-. La fuerza, la rabia y el dolor son figuras que se pierden en la neblina de sus pensamientos, no logran coincidir jamás.

Siempre lo digo, aun cuando no puedo hablar o ser escuchada... es repetitivo pero no por ello menos real: "Estoy sola, y no hay nadie en el espejo".

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jodidamente irreparable

Preguntas, preguntonas....