Aquí sentada



 
Voy a llegar a ser vieja antes de que la edad me alcance; por golpear las teclas -una y otra vez- con la yema de mis dedos; estirarlos y aflojarlos en torno a ellas. Imaginar diferentes panoramas y colocar en la situación a una u otra persona, incluso a mi misma y avanzar, subir y bajar interminables caminos en mi imaginación.

Por observar detenida e incluso fastidiosamente a las personas que pasan o están donde tengo que hacerlo, donde la vida me lleva, para luego captar un poco de ello. Por hablar y hablar de lo me pasa aunque nunca falte quien quiera evitarlo y callarme. 
 
Voy a tener surcada la piel con huellas de recuerdos y sonrisas. Estaré un poco ciega, antes de ver a mis nietos, por leer tan tarde y tan apresuradamente como si de ello dependiera mi vida. Lo mejor de todo es que si es así de cierto lo que escribo no me detengan, quiero envejecer aquí sentada porque esta soy yo y estoy feliz.
 
 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jodidamente irreparable

Preguntas, preguntonas....