Bola de cristal




Camino exhausta sin rumbo, me guían las nubes de esta tarde fresca y de tantas cosas que tengo que resolver no logro concentrarme en una. 
Necesito una bola de cristal donde esconderme y salir solo a tomar aire fresco unos minutos, conseguir provisiones y volver.  
Sin un piso firme que andar, ni un cielo estrellado al cual suplicar, quiero parar; quiero encontrarme, enojarme y reconciliarme... volver a llorar, sentir libertad de expresar y que alguien más está ahí para mí.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Jodidamente irreparable

Preguntas, preguntonas....