Tan Cerca

Pasaron meses antes de coincidir; tenía una sed inmensa de tus labios, de tu piel y por fin te tuve cerca.

Me di cuenta que en realidad no nos conocemos como suponía y sentí prostituir nuestra relación... sin embargo deje que la noche nos envolviera con su eterno encanto. 

Mi debilidad frente a ti cada vez se hace más evidente, mientras tu vas en un acelerado ascenso yo voy decayendo poco a poco sobre el desgastado polvo de mis huesos quebradizos. 

Aprendí agradecer lo que poseo; hoy después de saborear un nuevo y hermoso recuerdo tuyo, miro la luna y nubes cargadas de agua que se acercan lentamente, elevo una plegaria, un enorme agradecimiento que traspasa lo que puedan emitir mis labios y pensamiento por tenerte tan cerca.


Comentarios

Saudades8 dijo…
Taun We algunas adiciones es bueno mantenerlas aunque estén en contra de la razón, ¿pero qué es la razón?

Todo lo contrario a los mandatos del corazón.

Un abrazo muy grande

Entradas más populares de este blog

Jodidamente irreparable

Preguntas, preguntonas....