Un día

Lo malo de despertar, es que reconoces en el primer instante de un nuevo día que aquella bella composición en tu mente era solo un sueño, sigue siendo inalcanzable.

Me encontraba sola en la habitación, y un pensamiento brotó diciéndome que solo por ese día me permitiría pensar en ti. Los minutos transcurrieron lentos y fue como si tu figura avanzara conmigo a través de ellos, te sentía tan cerca. Tantos meses intentando deshacerme de tu recuerdo, tantos días extrañándote en total negación y queriéndote cerca; fue extraño como el aceptar que aun sigues dentro de mi me reconforto, no sentí miedo de nombrarte por error, o contar alguna anécdota en la sobremesa.

Esbozaba una sonrisa, un gesto leve al recordar los breves instantes que pasamos juntos, era como ver una película añeja, en color sepia y con esas marcas que suelen tener las historias muy antiguas. Podía oler la tierra mojada y la hierba sintiéndome cada vez más viva, sentir la lluvia que nunca más he logrado disfrutar como en esos días; en algún punto me sentí unida a esa buena persona que alguna vez intente ser, quizá que había logrado ser y que poco a poco se ha ido perdiendo.

Me he reconciliado con un "sueño" que pesaba mucho, con un sentimiento que va atado a mi por cualquier camino que la vida me pone enfrente. No pretendo decir que sea perfecto y que todo me sonríe así de pronto, pero si que empiezo a "sanar" lentamente, algo normal supongo, pero no por ello deja de ser extrañamente cambiante.

Volví a ti sin que estuvieras presente y eso me fortaleció, y ahora a punto de dar nuevamente el adiós y cerrar los ojos para comenzar una nueva historia siento que estas muy lejos de ser lo que una vez soñé.

Comentarios

Saudades8 dijo…
Deja los sueños correr que en ellos se encuentra el cáliz de los recuerdos, pero otras lluvias y otro lor a tierra mojada llenarán tu ser, posiblemente otra mano comparta esos momentos con Taun We.

Un besito
Alexandro dijo…
La terca memoria, que a veces cura y a veces enferma.
Saludos, Taun.
DragShot dijo…
El primer recuerdo, al igual que el primer respiro y el desayuno, pueden determinar el rumbo de tu día; además de lo antojadiza que es la memoria de uno, como ya dijo Alex, bien te enferman o te ayudan a sanar.

Entradas más populares de este blog

Jodidamente irreparable

Preguntas, preguntonas....