Extrañándote

No puedo ser fuerte, no puedo, por que tu no estas aquí.
Mendigo sonrisas, me duele hasta el aire que choca en mí.
Conmigo no suenan los chistes que un día contigo aprendí.
Me muerde este frío, me matan las horas... me matan.
Parece que tu te llevaste contigo mi mundo también.
Procuro otras calles pero siempre llego a las mismas de ayer.
No hay nada que logre borrarte un minuto de mi vida,
tengo tanto cielo pero soy un ave perdida... solo vivo extrañando tus besos y tu mirada

...me quede desde el día que te fuiste, sólo extrañándote.

 
(Marco A. S.)


*Escuchando la música tristona de mi madre, en un día mucho más extraño que otros, en serio, pero acá seguimos pa' lante; aunque no es fácil olvidarte entre tanto recuerdos...

Comentarios

Lunático dijo…
Ufff esa horrible sensacion de tener que mendigar sonrisas... Peri luego todo pasa.
Besos rabiosos
Lunático dijo…
Ufff esa horrible sensacion de tener que mendigar sonrisas... Peri luego todo pasa.
Besos rabiosos

Entradas más populares de este blog

Jodidamente irreparable

Preguntas, preguntonas....