Entradas

Mostrando las entradas de julio, 2011

Palabras Contra el Olvido

Imagen
Interesada sanamente por olvidar lo alguna vez aprendido, voy quedándome con fragmentos de la historia que provocaron una sonrisa, un leve gesto de bienestar o mínimo un pensamiento efímero de que todo podía mejorar. Olvidar se ha vuelto una manera de protegerme de los ataques que me han lanzado - habiendo o no dado en el blanco, haciendo o no algún tipo de mella en mí-, y que definitivamente dejaron huella.

Debido a esto he cerrado recientemente mi primer blog y me ha costado mucho. Justo ahí se tejió una historia paralela a la que estoy viviendo hoy. Me sentía tan feliz en ratitos y luego volvía a ser yo con todas mis debilidades pero en algún punto renovada. Me mantuve enamorada de una increíble y volátil ilusión; como era de esperar se perdió en el tiempo dejándome con un sentimiento extraño y ahora sé que todo es temporal. Incluso el hecho de elevar el brazo y hacer ese movimiento que definimos como un adiós es soportable cuando te planteas la posibilidad de sufrir solo lo necesar…

Despertar

Imagen
Hoy desperté con la misma sensación de aquel día triste. Abrí los ojos y me di cuenta que no te vería más. Era como si no quedara nadie más sobre la tierra que lograra iluminar mis días; sentía un hueco enorme, uno de esos que tardan años en cubrirse con banalidades y pequeños trozos de tiempo.
Después de tantos días me resulta alentador pensar que en un despertar de tantos ya no te recordaré, ya no dolerá y mi madre dejará de decirme que ya pasara, y sin saberlo ni hacérselo notar realmente será pasado.
Mientras tanto y de forma anónima grito que te amo, como debió haber sido en nuestros días. A veces deseo despertar y maldecir esta extraña pesadilla, contarla a todo el mundo y olvidarla acurrucada en tus brazos, bajo el manto de calor que emanan nuestros cuerpos, con el entorno actualizado… pero nada es verdad, no despertaré y la realidad abofeteara mi cara con su maldita verdad un día tras otro, dolerá como duele hoy, como mañana; hasta que despierte y ya no me encuentre, hasta que …

Demasiado Simple

Imagen
Él tiene un brazo para levantarme cuando en el fango me pierdo, no tiene ojos llenos de egolatría, ni piernas calientes en la madrugada. Su estatura varía tanto como el sentimiento que logró implantar en mí; es tan mínimo que puedo ignorarlo en momentos llenos ofuscación y en otras ocasiones es tan inmenso que logra inundar mi mundo de su presencia, de su hermosa creación, de sus tenues colores instalados en pequeñas flores, en enormes árboles, en una brillante luna de abril.

Ese ser es todo y en raras ocasiones reconozco que se olvida de mi presencia; aunque a veces me siento una hormiga más en la fila, cansada, cargando una enorme hoja y siguiendo una línea, caminando y avanzando solo por hacerlo. Cuando me encuentraabrumada por la soledad aparece en una brisa cálida que acaricia mi piel haciendo bailar mi cabello a su compás, diciendo palabritas al oído que resumidas y en un extraño idioma representan el amor más puro jamás mostrado.
Me ha encontrado a punto de saltar al abismo y j…