Gélido



Te veo cruzar el umbral, tocas mi espalda suavemente. Te derrites como hielo frente al fuego.

Me estremezco, sonrío y te sigo el juego, giramos lentamente. Siento tu gracia metódica.

El líquido corre alejándose de mi cuerpo, el frío se acerca y tu forma cuadrada regresa.

Es un momento, somos una mezcla que jamás se funde y quedándome sola, en mi estado etéreo natural,veo pasar las horas con un éxtasis congelado, con un llanto programado tras la estela de calor,con el alma almidonada en esta historia sin amor.

Comentarios

Anónimo dijo…
Quién fuera hielo para derretirme en tu boca y vivir sensaciones líquidas nuevas.

Vivir sensaciones, emociones, estamos necesitados...

Un beso,

Saudades8
Lucía dijo…
Qué bonito. Y triste.
Me dejaste de piedra
Muac
DragShot dijo…
Me gustó mucho el estilo con el que lo cuentas. Los términos ortodoxos le dieron un toque algo... áspero, lo cual lo pone muy interesante como para ser tan corto.
Anónimo dijo…
Las historias sin amor, son quizas, las más dificiles de contar.

Un fuerte abrazo.

Yessi.
quimeras dijo…
pasé por aquí... aveces no lo digo porque no hay necesidad de externar nada, solo disfrutar lo que se lee... como ahora
un beso
María dijo…
Gracias, preciosa, por traerme mi premio, es todo un detalle por tu parte, muy agradecida de que adornes tu blog con él, te mereces este premio y muchos más.

Un beso grande.
Lunático dijo…
Me gusta volver a leerte. Y me encataria escribir con esa sensibilidad con lo que lo haces tu.

Besos rabiosos

Entradas más populares de este blog

Jodidamente irreparable

Preguntas, preguntonas....